A medida que pasa el tiempo, por culpa de cambios climáticos, de temperatura, humedad etc, el tamaño de nuestros zapatos puede variar, haciendo que resulten incómodos y queden inservibles.

 

Tras ocurrirme en repetidas ocasiones, he encontrado navegando por internet un truco para que no te aprieten que quiero compartir con todos vosotros.

 

Necesitarás tres elementos:

  • Secador de pelo
  • Calcetines
  • Los zapatos a arreglar

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Ponte los calcetines en los pies para evitar quemaduras.
  • Introduce el pie dentro del zapato y aplica calor con el secador
  • A medida que aplicas calor, mueve repetidamente tus pies dentro del zapato dándole la forma deseada

A veces es necesario repetir la operación un par de veces, depende del material del zapato.

 

Tuco para que no te aprieten los zapatos

Foto: coffeelightandsweet.com

MY INSTAGRAM